Inicio Entretenimiento Bares y Discotecas “La Noche” de Barranco plasma la historia del Perú

“La Noche” de Barranco plasma la historia del Perú

La Noche de BarrancoLos 90 envolvieron al Perú en un ambiente donde la crisis convivía con el miedo de habitantes y, lógicamente, empresarios. En esa cuna violenta nace “La Noche” de Barranco, inicialmente recinto teatral, luego bar acogedor, ahí epicentro cultural. Veinte años y “La Noche” sigue. Su propietaria, Charo Torres, dio un giro a su vida cuando llegó en misión médica desde su España natal a lo recóndito de la selva peruana y luego a los arenales de la naciente Villa El Salvador.

Su camino es la misma transformación que millones de peruanos vivimos, años donde nadie podría pensar en prosperidad. Menos en tranquilidad. “La Noche” cumple 20 años, Charo cuenta la historia. Es la historia de todos, de ese Perú sobreviviente al siglo XX…

Hoy que vivimos un Perú “marca país”, boom gastronómico, construcciones mil, puede que disipemos las imágenes de los 90, de terrorismo, fuga de peruanos, crisis y temor como piel. Charo Torres vive el buen momento nacional, pero no olvida su encuentro con el Perú. Como médico de profesión, llegó en misión a trabajar en la selva, encontrando una realidad que sacudió su alma, contrastando la de su natal España. Realidad sudamericana. Los años eran violentos, selva entre fuego terrorista y narcotraficante. Su labor médica la trajo a la capital, a Villa El Salvador, poblado naciente en el arenal, donde siguió su formación social sobre Perú: país sufriente pero a la vez con mucho por expresar. El teatro la capturó. Conviviendo con los pobladores en Villa y quienes hacían arte aquellos años, decidió no regresar con la delegación. Se quedó. Así empieza la historia, un 20 de junio de 1991.

Charo se enamoró de un director teatral. Decidieron hacer cultura y juntando ahorros buscaron un lugar dónde montar obras. Llegan a Barranco y hallan una vieja casona, la adquieren y es así que el día se convierte en “La Noche”, primero como centro teatral, luego bar (había que generar ganancias para mantener el sueño) y de a pocos en Centro Cultural. Hoy es simplemente un complejo y alucinante lugar ideal para pasar momentos agradables.

Sus paredes se convirtieron en lienzos, su eco en resonancia de todo tipo de música, desde electrónica hasta jazz, rock subterráneo, pop. Cobija teatro, poesía, cortos, fotografía, todo tipo de arte. “Este local nació como necesidad, no sólo para mí sino para el país de los 90. Es cierto, hoy puedo decir que no imaginé que el Perú iba a cambiar tanto; me alegra, como me alegra que podamos dar cabida a tantos amigos artistas, que esto se haya convertido en una gran familia. No olvido que hace 20 años se vendía medio Lima, hallamos la casona a precio barato. Era tiempo de apagones, velas a la mano, no había instituciones sólidas. Nuestra ilusión era tener un lugar para el teatro pero había que solventarlo. Así un ala de la casa se volvió bar y poco a poco se fue transformando a lo que es hoy”, recuerda Charo.

Entre tantas historias… el rock

Si bien al inicio el teatro era el puntal, Charo es rockera de corazón así que el rock empezó a germinar en “La Noche”. “Somos testigos del desarrollo del rock peruano, de cómo se ha transformado, en su propuesta, en las facilidades que hoy en día da la tecnología. Venían grupos de todo tipo, clase social, chicos que grababan su cassette en su casa con dos grabadoras. Hoy llegan con su CD, graban, editan, hacen de todo en sus laptops. De inicio pedíamos que vengan con música propia… qué grupo no ha pasado por acá. Hoy es un orgullo y emocion ver llegar chicos que son hijos de los que tocaron acá. Sí, hay muchas familias rockeras con más de una generación de músicos. Están los Marambio, familia musical; Gerardo Manuel y sus hijos, Franjo Antich, hoy su hijo es músico… familias que vienen a pasar momentos agradables, comer algo rico, tomar tragos de calidad y vivir la cultura”, acota.

El crecimiento implicó albergar más expresiones musicales. Así nace Los Lunes de Jazz, marcando diferencia por ser gratuitos, un point donde se podía escuchar gratis a los mejores exponentes del jazz en Lima. El asunto era difundir la música. Con Agustín Rojas empiezan esa labor difusora. Sigue La Noche de los Cortos, no se queda atrás la Poesía en diversos formatos como videopoesía; recitales, exposiciones de pintura y fotografía. “Al cumplir 20 años, lo primero que necesito es agradecer a tantos y tantos amigos, tantos artistas, por haberle dado cuerpo a este sueño. Porque son ellos los que formaron “La Noche” y son quienes van a vivir este mes de aniversario. Todo junio lo dedicaremos a revivir estas dos décadas”, señala Charo.

Su gastronomía de lujo

Si bien la movida cultural, los conciertos, las exposiciones, marcan la agenda en “La Noche”, no sería lo mismo sin el ala de la casa dedicada al bar. “Comenzamos con un barcito porque se necesitaba ingresos para mantener el negocio. Pusimos la primera barra como tal, una barra donde uno puede beber un buen trago. En la cocina, no sólo piqueos sino que extendimos y me di el gusto de unir la cocina peruana con la de España, tapas, tortilla de papa, también la cocina amazónica -con nuestro piqueo “Amo Amazonía” de juanes, yucas rellenas- pues mi contacto peruano empezó en la selva. Pero un símbolo es también nuestro equipo de barmans. Hay gente que se fue de viaje y vuelve luego de años, llega a “La Noche” y se emociona de ver a su amigo barman, por eso digo que somos una familia”.

La primera barra

En cuanto a licores, la democracia es reina con tragos internacionales y peruanos. “Usamos solo licores importados si se trata de tragos internacionales, pero también ofrecemos tragos amazónicos. Si se trata de tragos peruanos usamos Ron Cartavio y Pisco Viña de Oro. No hay ‘pisco de la casa’… por un lado puede haber tragos más caros pero también hallas un trago cómodo de pisco peruano, pero buen pisco. Hay de todo precio, siempre con un nivel de calidad superior”. Música, arte en general, comida, tragos y el ambiente ideal envuelven a “La Noche”. Una aventura nocturna que lleva veinte años y amenaza seguir marcando la historia del Perú.

Dirección: Pasaje Sánchez Carrión 199A, Barranco. Teléfono: 98-112*8198.
Horario: Lun - Mar: 19:00 - 1:00/Mié - Sáb: 19:00 - 3:00

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Cartelera

Victor Frankenstein

Síguenos en...

Guia de Lima en Facebook    Guia de Lima en Youtube   

Escapadas


Agenda Teatral

En las tablas

Un cuento en invierno

Novedades


Lima TV


Get the Flash Player to see this player.

Lo más visto

Guía de calles

MapCity